Rafael Ángel Herra Rodríguez
Contestación al discurso de ingreso