Daniel Gallegos Troyo
Contestación al discurso de ingreso