Armando Vargas Araya
Contestación al discurso de ingreso