Escritora costarricense que emplea como nombre literario Lara Ríos. Con él ha publicado toda su obra, dedicada principalmente a la literatura infantil y juvenil. Se ha ocupado durante muchos años de programas y proyectos para el fomento de la lectura, entre la población infantil y juvenil. Forma parte del International Board on Books for Young People (IBBY), entidad con sede en Suiza, especializada en libros para infantes y jóvenes. En Costa Rica fue fundadora y Presidenta del Instituto de Literatura Infantil y Juvenil, en el que ha desarrollado una ingente labor pedagógica y cultural. Ha participado en numerosos seminarios y encuentros, en los que ha compartido con escritores y expertos su rica experiencia en el campo de la escritura de este tipo de modalidad literaria.
En 1976 alcanzó el Premio «Carmen Lyra», patrocinado por la Editorial Costa Rica, por sus poemas Algodón de azúcar; en 2002 se le otorgó el Premio Nacional «Aquileo J. Echeverría», en la rama de cuento, por La música de Paul.
La obra de Lara Ríos goza de notable prestigio, por su constancia, su riqueza y variedad temáticas. Está integrada por los poemas Algodón de azúcar (1976), los tomos de cuentos Cuentos de mi alcancía (1979), El rey que deseaba escribir un cuento (1986), Cuentos de palomas (1989), La música de Paul (2002), traducido ya al francés, Las aventuras de Dora la lora y Chico perico (2004), Nuevas aventuras de Dora la lora y Chico perico (2006), Dónde estás, mi buen Jesús (2006), y sus novelas Pantalones cortos (1982), Verano de colores (1990), Mo (1992), traducido al tailandés, Pantalones largos (1993) y El círculo de fuego blanco (2000).
Ingresó como miembro de número a la Academia Costarricense de la Lengua en abril de 2009, con su discurso «La literatura para niños en Costa Rica», que respondió la académica Estrella Cartín de Guier. Ocupa la silla A, de esta institución.