Carmen Naranjo Coto
Silla S

Nació en Cartago 1928 y murió en Alajuela en 2011. Ingresó a la Academia Costarricense de la Lengua en 1989 (silla S) con un discurso titulado “Los quijotes modernos”, y en 2005 pasó a la condición de académica honoraria. Se graduó de licenciada en Filología en la Universidad de Costa Rica y cursó estudios de posgrado en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad de Iowa. Fue funcionaria de la Caja Costarricense de Seguro Social y del Instituto Costarricense de Electricidad, embajadora de Costa Rica en Israel (1972-1974), ministra de Cultura, Juventud y Deportes (1974-1976), presidenta del Consejo Nacional de Educación Física y directora del Museo de Arte Costarricense. Obtuvo el Premio Magón (1986), el Premio Nacional Aquileo J. Echeverría (1966 y 1971) y el Premio de la Editorial Costa Rica (1973). Principales obras publicadas: América (1961), Canción de la ternura (1964), Hacia tu isla (1966), Los perros no ladraron (1966), Misa a oscuras (1967), Los girasoles perdidos (1968), Camino al mediodía (1968), Memorias de un hombre palabra (1968),

–Y así empezó! (1969), La voz (1971), Idioma del invierno (1971), Responso por el niño Juan Manuel (1971), Hoy es un largo día (1972), Diario de una multitud (1974), Simón Bolívar, el poeta (1976), por Israel y por las páginas de la Biblia (1976), Mi guerrilla (1977), Griego y eterno (1977), Cinco temas en busca de un pensador (1977), Mitos culturales de la mujer (1977), El hombre en el Israel de hoy (1978), Adivíneme usted (1980), Homenaje a Don Nadie (1981), Ondina (1983), Manuela siempre (1984), Nunca hubo alguna vez (1984), Sobrepunto (1985), El caso 117,720 (1987), Otro rumbo para la rumba (1989), Mujer y cultura (1990), En partes (1994), Más allá del parismina (2000) y En esta tierra redonda y plana (2003).

Bibliografía: Borloz Soto, Virginia. 2009. Carmen Naranjo, una metáfora viviente. San José, EUNED.

Tomado de: Memoria del 90º Aniversario de la Academia Costarricense de La Lengua, de las fichas biográficas preparadas por Jorge Sáenz Carbonell.