Filóloga de profesión, ha ejercido la docenciunivera sitaria en la Universidad de Costa Rica, en el campo de los estudios literarios, en especial de la literatura hispanoamericana. Sus estudios sobre las letras latinoamericanas y costarricenses han sido publicados en revistas académicas nacionales y del exterior (Francia, Australia, Chile, Francia, México).
Son también habituales sus colaboraciones en páginas de opinión en importantes diarios costarricenses, sobre temas de cultura, política, educación y sociedad.
Forma parte del consejo académico del Centro de Investigación de Cultura e Identidad Centroamericanas (ciicla), en el que ha desarrollado una amplia actividad investigativa.
Ha sido directora del Museo de Arte Costarricense y fungió como Viceministra de Cultura, durante el cuatrienio 2002-2006; desde ese despacho impulsó y coordinó una edición conmemorativa: El Quijote entre nosotros (2005), la presencia de la novela cervantina en las letras costarricenses. Durante su gestión se consiguió que la tradición del boyeo y la carreta costarricense fuera declarada Patrimonio Intangible de la Humanidad por parte de la Unesco.
Ingresó como miembro de número a la Academia Costarricense de la Lengua en abril de 2006, con su discurso «La literatura: entramado de ficciones», que respondió el académico Daniel Gallegos. Ocupa la silla B, de esta institución.